Hoteles en Salamanca

Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 84,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 139,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 180,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 140,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 124,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 10,1 km
desde 49,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 125,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 76,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 115,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 205,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 307,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 78,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 81,00 €

Un paseo por Salamanca, la cuna del saber ibérico

Salamanca es una ciudad en constante movimiento gracias al hormigueo de los miles de universitarios que la convierten en la capital de la cultura académica en España. Esta ciudad de largo recorrido y anécdotas históricas está en la zona central de la Península Ibérica, a poco más de 200 kilómetros de Madrid. A pesar de su lejanía respecto al mar, Salamanca puede presumir de ser un destino turístico de primer orden, y no es de extrañar: su centro histórico está reconocido como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, pero son muchos los rincones de esta ciudad protegida y recorrida por estudiantes generación tras generación. Su universidad fue la primera de España, y es hoy en día la más antigua de Europa. Entre sus muros se dieron cita grandes pensadores, filósofos, artistas y escritores españoles y europeos a lo largo de los siglos.

Bienvenidos a la cuna del español

Al margen de su vocación académica gracias a la universidad, Salamanca es uno de los destinos favoritos por los extranjeros para aprender español. Aquí se redactó la primera gramática de la lengua castellana en el siglo XV, que contribuyó en gran medida a su difusión en todo el mundo. La Plaza Mayor es el símbolo de una época gloriosa en una ciudad salpicada de bibliotecas e iglesias, dos instituciones estrechamente ligadas hasta hace no demasiado. Pero, a pesar de su “look” educativo, Salamanca es una ciudad que hay que vivir tanto de noche como de día. Y especialmente, entre esos dos momentos. El anochecer es mágico en esta ciudad de terrazas al aire libre y conversaciones en las plazas.

Encontrar alojamiento en Salamanca

Salamanca es una ciudad con razones de visita variopintas: turismo, educación, el Camino de Santiago o simplemente visita a conocidos. Por este motivo, las características de la búsqueda de alojamiento son tan variopintas como sus propios establecimientos. La ciudad ofrece una gran variedad de hoteles, desde las pensiones con alojamiento de emergencia para una o dos noches hasta los conventos reconvertidos en hoteles de lujo donde respirar el antiguo despertar al son de las campanas.