Hoteles en Alicante

Distancia (en línea recta)
  • 7,4 km
desde 64,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 109,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 49,8 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 135,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 124,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 102,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,2 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 145,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 67,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 62,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 52,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,5 km
desde 95,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 117,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,9 km
desde 49,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 76,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 42,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 39,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 176,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 85,00 €

Alicante, forjada a lo largo de los siglos

La ciudad de Alicante, capital de la provincia a la que da el mismo nombre, se encuentra situada al sur de la comunidad autónoma de Valencia. Esta provincia es conocida dentro y fuera de España por concentrar la mayor parte de los destinos de la llamada “Costa Blanca”. El paisaje mediterráneo de esta zona aparece caracterizado por la multitud de calas escondidas entre acantilados o en terrenos escarpados. Sin embargo, el atractivo de esta región no se limita únicamente a su valor natural. Seis festivales alicantinos han recibido el reconocimiento de fiestas de Interés Turístico Internacional, a saber, las hogueras de la medianoche de San Juan, el Concurso Internacional de Habaneras de Torrevieja o las fiestas de moros y cristianos de Alcoy. Mención especial merece el conocido Misterio de Elche, una representación que atrae cada año a visitantes de todo el mundo interesados por la mística de esta obra a medio camino entre el mundo pagano y el cristiano. También en Elche se puede visitar el famoso palmeral declarado Patrimonio Universal por la UNESCO.

Sol, buena mesa e Historia: el cóctel perfecto

Alicante puede presumir de albergar una gran cantidad de yacimientos arqueológicos, muchos de los cuales pertenecen a civilizaciones mediterráneas y contienen vestigios de relevancia para los asentamientos de toda la Península Ibérica. La fusión de culturas de Alicante empieza desde el mismo topónimo. El nombre de esta localidad y de su provincia es de origen árabe, y la influencia de otros pueblos mediterráneos se hace patente en aspectos como la gastronomía y la historia compartida de la región y sus alrededores. Según los entendidos, de esta región es también originaria la famosa paella española, que aquí podemos degustar en múltiples variedades, así como otras preparaciones del arroz que no nos podemos perder. El famoso arroz con costra, que se sirve después de hornear, o el típico arroz a banda son solo algunos de los productos y variaciones sobre el arroz que veremos en la carta de cualquier restaurante alicantino.