Hoteles en Málaga

Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,9 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,6 km
desde 303,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 154,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,5 km
desde 172,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 176,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 135,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,4 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,1 km
desde 102,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 125,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 161,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,3 km
desde 115,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 120,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,9 km
desde 209,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 84,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 82,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 129,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 59,00 €

Lujo y sol en Málaga

Durante más de dos mil años, la ciudad andaluza de Málaga ha sido hogar para una gran variedad de civilizaciones mediterráneas. No es de extrañar, pues, que hoy en día esta localidad ofrezca una atractiva combinación de tradición y modernidad a los pies de su castillo de Gibralfaro. Málaga es una ciudad abierta al mar, con multitud de avenidas junto a la costa y que se asoma como un balcón al Mediterráneo. Su Alameda Principal y el Paseo de la Farola son dos de las calles más conocidas de la capital de la Costa del Sol. Su clima suave, sus playas y su oferta de campos de golf y de puertos deportivos convierten a esta localidad y sus alrededores en un destino privilegiado entre la jet-set europea y árabe. Con todo, Málaga es una ciudad de contrastes. La devoción popular en las escenas de la Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional, combinan con los superyates y los coches de lujo que recorren sus calles en las épocas más cálidas del año.

Vuelta a los orígenes

Fenicios, griegos, cartagineses o romanos: son solo algunas de las civilizaciones que encontraron en Málaga un punto estratégico para establecer sus rutas comerciales. La Alcazaba de la ciudad, finalizada en el siglo XI, es uno de sus símbolos más emblemáticos y constituye una de las principales fortalezas árabes de Andalucía. Hoy en día alberga el Museo Arqueológico. El Castillo de Gibralfaro, que data del siglo XIV, está unido a la Alcazaba y ofrece una de las vistas más impresionantes de la ciudad. A sus pies se encuentra el teatro romano y la plaza de toros de La Malagueta, así como el hermoso barrio antiguo de la ciudad. La imaginería religiosa está muy presente en Málaga, y basta acercarse a su catedral, conocida como “La Manquita”, para elegir un punto de partida hacia interesantes iglesias de la localidad. La iglesia de Santiago, con su hermosa torre mudéjar, la de Los Mártires o la del Santo Cristo de la Salud son solo algunos ejemplos. La zona antigua es precisamente una de las más recomendables para encontrar alojamiento en Málaga gracias a su céntrica ubicación.