Hoteles en Colonia

Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 126,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 219,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 151,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 15,0 km
desde 78,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 103,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,4 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,9 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 208,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,9 km
desde 135,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 118,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 115,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 72,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 78,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 155,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,0 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 111,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 175,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,9 km
desde 84,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,9 km
desde 84,00 €

Un día en Colonia

Vale la pena descubrir Colonia, recorrer sus calles y ver los impresionantes monumentos románicos y góticos que alberga. Por eso, aunque tengas poco tiempo, te daremos pistas sobre los pasos que has de dar para conocer y vivir esta bonita ciudad alemana.

Kölner Dom: una catedral prodigiosa

Para comenzar, es una buena idea acercarse hasta uno de los principales tesoros de la ciudad: la catedral, denominada Kölner Dom. De estilo gótico, es una de las más espectaculares del mundo y su grandiosidad no te dejará indiferente. Aquí podrás admirar una de las mejores vistas de Colonia, pues es posible subir hasta el mirador de la torre sur de la catedral, eso sí, si estás dispuesto a ascender los 508 escalones que tiene la torre.

La Kölner Dom es, además, uno de los lugares más céntricos de la ciudad, y a su alrededor han prosperado interesantes propuestas culturales y de ocio para los visitantes. Un ejemplo de esto es el Museo del Chocolate, otro punto de interés que no deberías dejar de visitar.

Comida tradicional y cerveza alemana

Si la visita al museo te levanta el apetito, no te preocupes. Estarás muy cerca de una de mejores tabernas de la ciudad, la Früh am Dom. Este enorme local, de varias salas con capacidad para 900 personas y una gran terraza, es el lugar ideal para degustar comida tradicional alemana regada por la cerveza de la casa, Früh. Y si lo que prefieres es una jarra fría de Kölsch, también estás en el lugar perfecto: los camareros sirven constantemente esta cerveza por las mesas a menos que se les indique lo contrario poniendo el posavasos sobre la jarra.

En el caso de que te guste este plan, pero prefieras huir de un ambiente turístico, tu opción es Paffgën. Más alejada del centro, esta taberna es una de las más frecuentadas por los locales. Una de sus especialidades es la patata asada.

Para comprar, Hohe Straße

De cara a la tarde, quizás te apetezca ir de compras. En ese caso, has de desplazarte a la calle Hohe Straße. Encontrarás de todo, desde tiendas de lujo hasta marcas cotidianas, desde ropa hasta productos electrónicos y todo tipo de objetos. Por algo ésta es la calle comercial de Colonia por excelencia.

Dirígete después al barrio Deutz, en la orilla derecha del río Rin, desde donde podrás tomar el ascensor hasta la Torre LVR, para después ir hacia el Rheinpark. Este enorme parque, ubicado a orillas del Rin, alberga todo tipo de atracciones, como unos baños públicos, un balneario o un teatro al aire libre.

Una cena de estrella Michelin

La cena en Colonia puede convertirse en uno de los momentos más especiales de tu escapada a esta ciudad si eliges alguno de los planes que te proponemos. Por ejemplo, una cena degustación en un local con una estrella Michelin, como La Visión (Kaygasse, 2). Probablemente sea uno de los restaurantes con mejor reputación de la ciudad, tanto por la calidad de su cocina como por su preciosa ubicación (desde la terraza, la vista de Colonia es maravillosa).

Otra buena opción, si prefieres cenar en un entorno muy particular, es Em Krützche. Situada en Altstadt, esta casa del siglo XVI ha tenido entre sus comensales a importantes celebridades. Su carta se nutre de productos típicos y cuenta con una selección de postres que vale la pena probar.

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.