Hoteles en Múnich

Reserve hoteles rápida y fácilmente

Todos los 311 hoteles en Múnich - a partir de 51 €

Distancia (en línea recta)
  • 7,4 km
desde 107,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,8 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,9 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 195,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 72,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,5 km
desde 135,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,3 km
desde 213,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 180,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,5 km
desde 74,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,4 km
desde 218,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,3 km
desde 71,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,1 km
desde 198,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 169,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,7 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,3 km
desde 229,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,2 km
desde 114,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 164,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 142,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
desde 181,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
desde 173,00 €

Un día en Múnich

Munich_hotelinfo

La capital de Baviera es una ciudad de gran belleza y múltiples atractivos turísticos. Tanto si prevés pasar varios días en ella como si sólo puedes hacer una escapada de un día, no te defraudará. En Múnich hay bonitos edificios y empedradas callejuelas por las que perderse, grandes jardines para pasear –e incluso hacer surf-, mercados que vale la pena visitar y mucho ambiente, con magníficos pubs en los que disfrutar de una buena cerveza recién tirada.

El Jardín Inglés

Como ves, hay mucho que hacer en un día, por eso es mejor que empieces tu tour por la ciudad bien temprano. Una buena idea puede ser contemplar el amanecer en el Englischer Garten (jardín inglés, en alemán), un enorme parque que es el auténtico corazón verde de la ciudad. Caminar, correr o ir en bici por sus largos senderos es toda una gozada, pues no faltan atracciones a lo largo del parque: un gran lago con patos, una pagoda china, un templo clásico e incluso gente haciendo surf en las olas que forma a su paso el Eisbach, un afluente del río Isar.

Parte después hacia Odeonsplatz y dirígete a la Residenz, la residencia de la familia real Wittelsbach desde el siglo XVII. Si tienes tiempo para entrar, uno de los espacios más destacados de este imponente edificio es la Sala del Anticuario, aunque también impresiona el Teatro de Cuvilliés.

Marienplatz: el centro de todo

Muy cerca de la Residenz está Marienplatz. Haz coincidir tu visita a la plaza del Ayuntamiento con el espectáculo del Glockenspiel, un reloj de música que se pone en marcha todos los días a las 11, las 12 del mediodía y las 17 horas. Se trata de un juego de 32 figuras y 43 campanas que, en la fachada del ayuntamiento, representan al son de la música la boda entre Guillermo V de Baviera y Renata de Lorena.

Casi al lado, el Mirador de la Torre de San Pedro tiene las mejores vistas de la ciudad. Hay que subir más de 300 escalones, pero los Alpes al fondo y el Neues Rathaus (Nuevo Ayuntamiento, en alemán) y la Catedral en primer y segundo término bien valen la pena el esfuerzo.

No dejes de visitar, muy próximo, el Viktualienmarkt, el mercado principal de Múnich, especializado en delicatesen y donde se dan cita más de 140 puestos de caza, pescado, quesos, frutas exóticas y flores, entre otros.

La cervecería en mayúsculas

¿Empieza a apretar el hambre? Pues el mejor lugar para comer un suculento plato tradicional regado con una buena jarra de cerveza fresca es la Hofbräuhaus, la cervecería de las cervecerías en Múnich. Este inmenso local que en su día fue fábrica de cerveza y hoy es un espectáculo en sí mismo, con salas para comer y beber e incluso tienda de souvenirs, es una visita obligada en la ciudad. Se puede comer a la carta o simplemente sentarse a beber tranquilamente en sus larguísimas mesas de madera. No te vayas sin contemplar los frescos del techo ni sin probar los pretzels que un grupo de jóvenes ataviadas con el traje típico van vendiendo por las mesas a los comensales. Si tienes suerte, puede que ese día un grupo de música tradicional alemana esté amenizando la comida con música en directo.

La Catedral, uno de los edificios más representativos de Múnich

Ya por la tarde, empieza por visitar la Frauenkirche, la Catedral de Múnich. Abierta todos los días de 7 a 19 horas, es un impresionante edificio de gótico tardío con unas altísimas torres que se ven casi desde cualquier punto de la ciudad, gracias a que una normativa local impide construir edificios más altos. Desde fuera parece que no tiene ventanas, pero es un efecto óptico que ha dado lugar a una curiosa leyenda que involucra al diablo, pues en realidad la nave central sí tiene ventanas, aunque quedan ocultas tras las columnas.

Arte y otras propuestas para acabar el día

Si quieres ver algo de arte, Múnich cuenta con el museo de arte más grande de Alemania, la Pinakothek der Moderne, con una gran colección de arte moderno, arquitectura y diseño. Está muy cerca de Königsplatz.

Por la noche, toda la marcha y los mejores bares para cenar algo y tomar una copa se dan cita en Frauenplatz. En cualquiera de los restaurantes y bares que encontrarás en esta céntrica zona podrás probar una buena representación de las típicas salchichas alemanas. Por cierto, ¡la Weißwurst o salchicha blanca es la especialidad de Múnich!

Las estrellas se basan en una valoración propia de los hoteles y en las experiencias de HOTEL INFO y de clientes de HOTEL INFO. Encontrará más información en las Condiciones Generales.

Protocolo de seguridad para la COVID-19

La seguridad y salud de los huéspedes es lo primero para los hoteles. Los hoteles que llevan la etiqueta de inspección son aquellos que han demostrado haber mejorado las medidas de protección para mitigar la propagación de la COVID-19 en sus instalaciones.

Inspección por parte de un experto
el hotel ha sido inspeccionado por un experto externo (un tercero) en higiene, limpieza y desinfección.

Inspección interna
el hotel ha llevado a cabo una autoevaluación de las medidas de protección a nivel interno.

Más información