Hoteles en Salvador

Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 51,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 17,8 km
desde 71,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,6 km
desde 53,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,7 km
desde 68,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,0 km
desde 138,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,7 km
desde 46,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,3 km
desde 66,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,6 km
desde 66,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 25,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 151,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,3 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,8 km
desde 48,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,2 km
desde 36,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,2 km
desde 232,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 67,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,1 km
desde 43,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 82,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 11,8 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 36,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 18,0 km
desde 47,00 €

Salvador de Bahía: capital de la alegría y mucho más

Durante mucho tiempo, Salvador de Bahía ha sido conocida como la “capital de la alegría” por la abundancia de fiestas y eventos populares que se celebraban en esta gran metrópolis, la tercera ciudad más poblada de Brasil. La influencia africana en Salvador de Bahía tiene una enorme importancia en la vida cultural y social de la ciudad, pues además de la música y la gastronomía, Salvador es el centro neurálgico del candomblé.

La ciudad destaca, asimismo, por su enorme potencial económico e industrial, siendo sede de importantes empresas nacionales e internacionales.

Cómo llegar

El Aeropuerto Internacional Luís Eduardo Magalhães tiene conexión directa con España desde Madrid. Una vez en la terminal, podrás llegar fácilmente al centro de Salvador en autobús, pues existe un servicio que conecta el aeropuerto y la ciudad (situada a unos 20 kilómetros de distancia) con bastante frecuencia. Es, además, una forma mucho más económica que en taxi de desplazarte y existe la posibilidad de parar en la estación de autobuses (a 5 kilómetros del centro y desde donde existen conexiones con numerosos puntos de la región).

Los barrios más relevantes

Salvador de Bahía se divide, hoy en día, en Ciudad Alta y Ciudad Baja. La primera integra tanto la zona más moderna de la ciudad, su centro financiero y administrativo, como el casco antiguo, de gran valor patrimonial. Aquí están, entre otros, la catedral, el Palacio Municipal, el Elevador Lacerda y otros lugares de interés, como el Parque Joventino Silva. También encontrarás centros comerciales interesantes y buenos restaurantes.

La Ciudad Baja, por su parte, es la zona portuaria y comercial. Se trata de un área mucho más llana de que Ciudad Alta y ofrece también interesantes espacios, como el Fuerte São Marcelo, el Mercado Modelo o Solar do Unhão.

No obstante, si hay un barrio con carácter propio y que sobresale por encima de todos, ese es Pelourinho. Situado en el centro histórico de Salvador, este barrio ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco y es el centro de la actividad cultural en la ciudad. El secreto de la gran belleza de este barrio está en los coloridos edificios de estilo barroco portugués que se suceden en sus empinadas y empedradas calles. En Pelourinho encontrarás magníficos monumentos, así como plazas llenas de vida, como la Praça Thomé de Souza.

Finalmente, no te vayas de Salvador sin conocer Rio Vermelho, sobre todo por la noche. Este barrio concentra la mayor actividad nocturna de la ciudad y su ambiente bohemio enamora a locales y visitantes. Además, es el lugar idóneo para probar el acarajé, uno de los platos más típicos de la región, pues aquí se encuentra el restaurante que mejor prepara este producto en la ciudad, según la tradición popular.

Qué ver y hacer en Salvador de Bahía

Una de las primeras cosas que, con toda seguridad, harás en tu visita a Salvador será montar en el Elevador Lacerda. Este ascensor en medio de la ciudad, que conecta la Ciudad Alta con la Ciudad Baja, es toda una institución en sí mismo y una de las atracciones preferidas por los viajeros: es la forma más cómoda y rápida de ir de una zona a otra –el recorrido apenas dura 30 segundos- y un mirador de excepción.

Una vez te encuentres en la Ciudad Alta, concretamente en Pelourinho, es casi obligado conocer la Iglesia de San Francisco. Este magnífico templo de principios del siglo XVIII es bello por fuera, pero espectacular por dentro, con elaboradas ornamentaciones de azulejos, esculturas y frescos.

Asimismo, has de pasar por la Praça de Thomé de Souza (es probable que lo hagas, ya que el Elevador Lacerda llega a esta plaza), donde se encuentran varios edificios que vale la pena conocer, como la Cámara Municipal, el Palacio Rio Branco y el Palacio Thomé de Souza.

Pero esta no es la única plaza con vida. En la plaza Terreiro de Jesús podrás empaparte de la cotidianeidad de Salvador ¡e incluso asistir a un espectáculo de capoeira en la calle! Además, aquí se sitúa la Catedral Basílica, un precioso edificio que combina estilos renacentista y barroco y con una interesante historia que podrás conocer en tu visita.

Ya en la Ciudad Baja, no dejes de visitar el de visitar el Mercado Modelo. De estilo neoclásico, en su interior hay más de 250 tiendas de arte y artesanía local. Es el mejor lugar para llevarte un recuerdo de Salvador, pues abundan los productos típicos de la región e incluso artesanía de las culturas indígenas de Brasil.

Si eres de playa, Salvador tiene cuatro playas urbanas muy populares: Itapuan, Farol da Barra, Ondina y Porto da Barra. No obstante, si tienes cómo moverte hacia los alrededores de la ciudad vale la pena que llegues a Morro de Sao Paulo, un paradisíaco arenal donde además se encuentra una de las barreras de coral más alucinantes de la zona.

Para los amantes de la cultura

En Salvador hay una institución cultural que sobresale sobre las demás: el Museu de Arte Moderna da Bahía. Una colección con obras de grandes artistas brasileños como Tarsila do Amaral, Rubem Valentim, Carybé o Mario Cravo, lo han situado como uno de los museos más punteros del país. Además, su ubicación, en medio de las rocas en la bahía de Solar do Unhao le dan un aire muy especial (si tienes la oportunidad, disfruta del atardecer desde su pasarela, ¡es impresionante!).

Dónde comer en Salvador de Bahía

La gastronomía de Salvador de Bahía ofrece auténticos manjares y es que la tradición culinaria bahiana es, en realidad, la combinación perfecta de otras tres costumbres: las de los indígenas de la región, las de la cocina portuguesa y las de las etnias africanas llegadas a Brasil durante la época de la esclavitud. Fruto de todo ello, la cocina actual de la ciudad ofrece mucho color, sabor y olor con el pescado y el marisco como protagonistas absolutos.

Para probar platos auténticamente típicos y en locales llenos de tradición y encanto, apunta las direcciones que te proponemos:

El mejor acarajé de la ciudad es el que durante toda su vida preparó Dinha, la más popular de las cocineras bahianas, en su restaurante de Rio Vermelho. Hoy, su familia mantiene la tradición y el secreto de este magnífico bollo de origen africano en el restaurante Casa da Dinha.

Otro magnífico restaurante que se ha ganado el favor de los comensales por el buen hacer de su cocinera es Sorrisso da Dadá. Entre sus especialidades, una de las más demandadas es la tradicional “casquinha de camarão”.

Dónde encontrarlos:

Casa da Dinha do Acarajé
C/ João Gomes, 25, Rio Vermelho, Salvador

Sorrisso da Dadá
C/ Frei Vicente, 5, Pelourinho, Salvador
Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.