Hoteles en Gdansk

Distancia (en línea recta)
  • 9,0 km
desde 63,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 81,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 84,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 73,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,3 km
desde 63,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 77,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 82,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 82,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,8 km
desde 83,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 82,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 108,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 10,0 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 83,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 11,9 km
desde 140,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 90,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 91,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,6 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,2 km
desde 81,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,3 km
desde 61,00 €

La extraordinaria Gdansk

Todos los que visiten Gdansk disfrutarán de una experiencia única en Polonia. Con su majestuosidad marítima, su colorido y su filigrana arquitectónica, esta ciudad portuaria exhibe una imagen que, sin duda, no es la más habitual en su país. Su herencia histórica se percibe en sus construcciones empedradas y los adoquines de sus calles, pero eso no evita que hayan prosperado los museos modernos y también los restaurantes más creativos y elegantes, que dan muestra de la viva vida actual en la ciudad. Y esto resalta aún más al conocer su historia y su turbulento pasado, que, sin resultar ignorado, tampoco impide un presente excepcional.

Renaciendo de las cenizas

Como el mítico pájaro fénix, el casco histórico de Gdansk ha resurgido de las cenizas de la destrucción ocurrida durante la Segunda Guerra Mundial. Una de las calles más pintorescas de la ciudad es la calle Santa María, que ha sido completamente reconstruida y restaurada, con unas preciosas casas abalconadas y las gárgolas que presiden las aceras repletas de cafés tradicionales. Presidiendo la calle, está la magnífica Iglesia de Santa María, que está considerada como la mayor iglesia construida en ladrillo de todo el mundo. Desde lo alto de su campanario podremos disfrutar de las mejores vistas de la ciudad.

Aventuras culturales alternativas

Para disfrutar de una experiencia cultural distinta en Polonia podemos acercarnos a la Galería Alternativa; que, como su nombre dice, ofrece un montón de propuestas artísticas dentro de un antiguo edificio industrial. Los antiguos proyectos incluyen barcos abandonados y restaurados con coloridos frescos y modernos diseños.

Dónde comer en Gdansk

Uno de los restaurantes más afamados y reconocidos de Gdansk es el Pod Lososiem, no sólo reconocido por sus excelentes servicios de comida, sino por ser también el lugar de nacimiento del vodka Goldwasser. Hasta la realeza europea ha cenado en este impresionante local cuyo lujo y sofisticación impactan tanto por la decoración como por su carta (Szeroka 52-54, Gdansk, Polonia).