Hoteles en Poznan

Distancia (en línea recta)
  • 7,5 km
desde 91,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,1 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 126,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 179,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,1 km
desde 161,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 141,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 257,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,7 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 123,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 122,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,8 km
desde 84,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,3 km
desde 103,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 128,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 103,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,5 km
desde 120,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,4 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 106,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 159,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,1 km
desde 561,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 93,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 91,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 137,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 103,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,4 km
desde 86,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,0 km
desde 95,00 €

Poznan: el rincón más pintoresco de Polonia

Impregnada de historia y con una presencia arquitectónica que parece casi imposible, la ciudad de Poznan supone un lugar único e idílico dentro de las posibilidades turísticas de Polonia. Su estupendo colorido, visible en casas y monumentos, y su impresionante Plaza Central, además de los museos que recorren una turbulenta historia pasada, son motivos suficientes para dejarse perder por sus calles y disfrutar de un espectáculo visual sin igual.

Una plaza de referencia

No hay mejor lugar para comenzar la ruta por Poznan que su magnífica plaza de Stary Rynek, la más antigua y significativa de la ciudad. Fue bombardeada durante la I Guerra Mundial, pero todos sus edificios y estructuras fueron renovados para dejarlo con su apariencia original y, de paso, conseguir un también recuperar ese aire de elegancia y poderío de antaño.

Uno de los edificios más impresionantes no sólo de Poznan, sino de toda Polonia, es la Iglesia de San Estanislao, considerada una de las construcciones barrocas más refinadas y en donde se suelen celebrar conciertos de música protagonizados por su imponente órgano.

Un museo musical

Con una colección de más de 2.000 instrumentos y objetos relacionados con la música y procedentes de todo el mundo, el Museo de Instrumentos Musicales de Poznan es el único de su especia en todo el país. Sin duda, una experiencia muy interesante para aprender y conocer sobre la música y sus instrumentos a lo largo de todo el mundo.

Comer en Poznan

Aplaudido por la crítica y con una creatividad que rezuma por los cuatro costados, el Bazanciarnia se ha ganado su reputación internacional debido a la calidad de su cocina. Cualquiera de sus platos son sorprendentes y elaborados, y los podremos acompañar de cualquiera de los vinos que ofrece su excelente carta (Stary Rynek 94, Poznań, Polonia).