Hoteles en Vancouver

Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 151,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 201,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 277,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
desde 236,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,1 km
desde 63,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 295,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 10,2 km
desde 191,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 174,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 462,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 247,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,0 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 10,2 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,1 km
desde 118,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 132,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,2 km
desde 145,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 87,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 87,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,2 km
desde 307,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km
desde 72,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 306,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km
desde 207,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
desde 448,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 171,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,7 km
desde 165,00 €

Vancouver, el pacífico encanto de Canadá

Cuando a mediados del siglo XIX varias ciudades de la Columbia británica se disputaban la llegada del ferrocarril, los habitantes del pueblecito de Granville sabían lo que estaba en juego y tenían que vencer a toda costa la competencia de Port Moody, Victoria y New Westminster : una de ellas tendría la posibilidad de desarrollarse y de crecer, posibilidad que sólo brindaba un sistema de transportes rápido y eficiente en un continente de dimensiones enormes. Esos primeros colonos, aventureros, cortadores de madera y buscadores de oro tenían razón, y hoy en día Vancouver es una de las ciudades más modernas y encantadoras de Canadá, con un clima agradable, una gran vegetación y una oferta de ocio de primera calidad.

Cómo llegar a Vancouver

El Aeropuerto Internacional de Vancouver está ubicado en Richmond, a tan sólo 12 kilómetros del centro de la ciudad. Se trata de uno de los mejores aeropuertos de Norteamérica en cuanto a infraestructuras y servicios para los pasajeros y recibe vuelos desde Europa, Asia, Australia y el resto de países americanos. Desde España no existen vuelos directos, pero hay opciones bastante cómodas con escala en los principales aeropuertos europeos, como París, Londres, Amsterdam, y Múnich, o también con vuelo directo de Madrid a Toronto y desplazamiento interno hasta Vancouver. Para alcanzar el centro de la ciudad, existe un eficiente sistema de ferrocarriles que en tan sólo 18 minutos llegan hasta el corazón de Vancouver. También hay una amplia oferta de taxis y coches de alquiler.

Los distritos más importantes de Vancouver

El barrio de Gastown es el corazón del Vancouver, el antiguo núcleo urbano desde el que se desarrolló la ciudad que hoy en día conocemos. Aún se pueden visitar las antiguas casas victorianas y las calles adoquinadas de mediados del siglo XIX. Se trata del casco histórico de Vancouver y hoy en día es un lugar privilegiado para dar un paseo y disfrutar de bares y restaurantes. Su nombre original es Granville, pero todo el mundo conoce la zona como Gastown, debido a la antigua taberna de ‘Gassy’ Jack Deighton, un antiguo marinero que se convirtió en dueño de ese local de mala fama de ese primer emplazamiento fronterizo que era Vancouver.

La calle Granville es la calle principal de ese distrito y es una de las cosas que hay que ver cuando se hace turismo en Vancouver. Es el lugar más característico para ir de compras por la ciudad y, por las noches, uno de los sitios privilegiados para disfrutar del ocio en Vancouver.

A poca distancia de la zona más céntrica de la ciudad, se encuentra el Barrio Chino de Vancouver. Se trata del lugar en el que se concentra la mayor parte de la población de origen asiático de la ciudad, que representa la comunidad más grande de todo Canadá. Está repleto de bares y restaurantes de comida típica, con sus característicos farolillos de colores en la puerta de los locales. También se pueden encontrar todo tipos de tiendas que venden productos característicos y los ingredientes más originales para disfrutar de la comida asiática.

La Isla de Granville es, en realidad, una pequeña península que se encuentra en la bahía de Vancouver y que está conectada al centro de la ciudad a través de un puente. Hoy en día se trata de una de las zonas más concurridas por su vida nocturna, mientras que, durante el día, se presenta con un bullicio de tiendas y de mercadillos con frutas y verduras frescos y productos de la artesanía local.

Qué ver en Vancouver

Vancouver es una ciudad repleta de parques y jardines, y con una naturaleza extraordinaria, llena de montañas, bosques y ríos en cuanto se abandona el centro de la ciudad. El parque Stanley es el parque urbano más extenso de Canadá y uno de los más grandes de toda América. En su interior hay multitud de atracciones, como playas, paseo marítimo, un enorme carril bici y el Acuario de Vancouver, en el que se pueden admirar, entre otros, nutrias y leones marinos.

Vancouver está situada en una hermosa bahía. Por ello, algunas de las infraestructuras más importantes de la ciudad son los puentes. El Puente Colgante de Capillanos es el puente peatonal más largo del mundo, desde el que se pueden apreciar unas vistas privilegiadas de la ciudad y se puede disfrutar de una visita a una increíble colección privada de Totems procedentes de todo el mundo.

Por otro lado, para disfrutar de unas vistas de la ciudad, de la bahía y de la imponente montaña Grouse, no dejes de subir a la Torre del Muelle Central, ubicada en la zona del puerto y que es la guinda perfecta tras un paseo a orillas del mar.

Dónde comer en Vancouver

Montreal es sin duda la ciudad canadiense que goza de la mejor fama en cuanto a su oferta gastronómica, pero gracias a la materia prima privilegiada del Pacífico y a influencias procedentes de todo el mundo, Vancouver es actualmente una ciudad que ofrece grandes opciones a los paladares más exquisitos.

El Restaurante AnnaLena ha hecho de la frescura de sus carnes, de las verduras y, sobre todo, del pescado y del marisco su estandarte. Además, tiene una excelente carta de vinos y un personal atento y cuidadoso, pendiente en todo momento de ofrecer las mejores opciones para satisfacer el gusto de los comensales.

En una encantadora casa de madera en el corazón del Parque Stanley, se encuentra el restaurante The Fish House, que como su mismo nombre indica, está especializado en servir platos procedentes del mar de gran calidad y frescura.

Con una gran influencia de la tradición culinaria francesa y con materia prima canadiense de primera calidad, el restaurante Absinthe Bistro es una de las opciones más refinadas y de buen gusto de todo Vancouver. La ubicación es muy favorecedora, ya que se encuentra en pleno centro, con una gran oferta para tomar una copa en los alrededores.

Dónde encontrarlos

AnnaLena
1809 West 1st Avenue, Vancouver

The Fish House
8901 Stanley Park, Vancouver

Absinthe Bistro
1260 Commercial Drive, Vancouver.
Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.