Hoteles en Utrecht

Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 198,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 149,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 108,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 138,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 125,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,2 km
desde 123,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,8 km
desde 109,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 218,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 129,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 200,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,3 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,6 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 122,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 13,2 km
desde 132,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 189,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,3 km
desde 94,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 199,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 149,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 184,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 200,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,3 km
desde 93,00 €

Utrecht: el corazón de Holanda

Considerada como uno de los centros de la vida y la historia de Holanda, Utrecht es uno de esos destinos turísticos en los que se puede percibir la esencia completa de una región y de todo un país. Sus elegantes monumentos recuerdan la riqueza que abundaba en tiempos pasados y que, actualmente, se ve acompañada por una vibrante vida social y universitaria. Definitivamente, Utrecht es una de esas ciudades que, sin la fama de otras más grandes y reconocidas, es capaz de sorprender a los visitantes por su propia historia y arquitectura.

Encantos medievales

Uno de los puntos de mayor interés de la ciudad es el Castillo, o Stadskasteel Oudaen, una estructura defensiva cuyos orígenes se remontan al siglo XIII, cuando una de las familias más adineradas de la región ordenó construirlo. Llama la atención su torre defensiva, concebida como la construcción más alta de la ciudad y que tardó más de un siglo en completarse. Hoy en día, además de suponer una bonita visita dentro de Utrecht, también acoge un conocido restaurante en el que se puede comer o tomar algo a cualquier hora del día

Un museo con mucho encanto

Los habitantes de Utrecht siempre dicen que el Museo Speelklok es uno de los más musicales y alegres de todo el mundo. Su colección de cajas musicales, de relojes de cuco y de pianolas fascinan a todos los que lo visitan

Comer en Utrecht

Aunque ya hemos hablado de uno de los restaurantes más conocidos y populares de la ciudad, para degustar una refinada comida mezcla de tradición y modernidad podemos acudir al Podium Restaurant, uno de los más prestigiosos de Utrecht y en el que hasta los más exigentes se verán satisfechos (Domstraat 4, Utrecht, Holanda).