Hoteles en Trieste

Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 160,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 280,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,5 km
desde 140,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,7 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 240,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 175,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 98,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 209,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 101,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 96,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 207,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 17,0 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 174,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 64,00 €

Trieste: una ciudad inspiradora y llena de encanto

Trieste es una preciosa ciudad italiana, cuyo encanto ha inspirado y fascinado una gran cantidad de poetas y pintores a lo largo de los siglos. Como dijo una vez un importante escritor de viajes, aunque la ciudad no tiene ningún monumento de fama mundial ni un perfil inmediatamente reconocible, su atmósfera mágica y fascinante hace que sea un ciudad irresistible para cualquier visitante. Su ubicación geográfica -cerca de Austria y de Eslovenia- y su historia larga y compleja -empezó a formar parte del Reino de Italia después de la Primera Guerra Mundial y del desmembramiento del Imperio Austrohúngaro- provocaron cierto aislamiento con respecto al resto de Italia, y es por ello que Trieste presenta algunas características especiales que se reflejan sobre todo en su cultura cosmopolita, en su arquitectura y, cómo no, en su exquisita oferta gastronómica.

Una plaza majestuosa y asomada al mar

La plaza principal de Trieste es una de las más amplias de Italia y un magnífico ejemplo de arquitectura del Renacimiento. La Piazza dell’Unità d’Italia se asoma al Golfo de Trieste y, en ella, se encuentran algunos de los edificios más importantes y hermosos de la ciudad, como el Ayuntamiento, la Prefettura y muchos de sus famosos ‘Palazzi’, residencias históricas de la aristocracia local, como Palazzo Stratti y Palazzo Pitteri.

Una ciudad de canales y puentes

El encantador casco histórico de Trieste está surcado por varios canales, y el más grande e importante de todos ellos es sin duda el Canal Grande. Se trata de un canal navegable cuyas orillas están unidas por varios puentes, creando una atmósfera mágica y muy evocativa. En la parte inicial del canal se encuentra la iglesia serbo-ortodoxa de la Santísima Trinidad y San Spiridone, ejemplo de la influencia oriental en la arquitectura triestina, con su maravillosa fachada repleta de mosaicos y sus cúpulas celestes.

Una cocina cosmopolita y volcada en el mar

El restaurante SaluMare refleja a la perfección la esencia de la tradición gastronómica de Trieste, ofreciendo ingredientes frescos y especialidades de la zona. Este restaurante ofrece pescados y mariscos del Mar Adriático, combinando varios tipos de preparación con elementos más típicos de la cocina del norte de Italia, como la polenta blanca (Via di Cavana, 13/A, Trieste, Italia).