Hoteles en Shanghai

Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km
desde 132,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,3 km
desde 134,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,2 km
desde 64,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,2 km
desde 61,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km
desde 97,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 113,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,9 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 10,2 km
desde 215,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 230,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 33,1 km
desde 151,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,0 km
desde 82,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
desde 116,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 140,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,3 km
desde 184,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 101,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 102,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 48,6 km
desde 153,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 192,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,2 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,3 km
desde 161,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,8 km
desde 122,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,7 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 151,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,8 km
desde 102,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 27,2 km
desde 86,00 €

Shanghai, entre tradición y vanguardia

Shanghai es la ciudad más cosmopolita de China y una de las más modernas, dinámicas y pujantes de todo el continente asiático. Conserva el encanto del arte tradicional chino y al amplio legado que los europeos de la época colonial dejaron en la ciudad, situada en un puerto natural de importancia estratégica para ingleses, franceses y todo aquel que quería desempeñar un papel importante en la región. Al mismo tiempo, su distrito financiero es uno de los más importantes del mundo. Para dar muestra de su importancia y de su actividad, valga este dato: Shanghai es la única ciudad del mundo en la que está en funcionamiento un tren de levitación magnética, que logra alcanzar velocidades de hasta 430 kilómetros por hora. Todo un hito tecnológico de la capital financiera del gigante asiático.

Cómo llegar a Shanghai

Shanghai es uno de los destinos más transitados de China, ya que sirve como nudo de conexión entre muchos destinos de Asia y el Pacífico. Aún no existen vuelos directos entre España y Shanghai, pero hay buenas conexiones con los aeropuertos de Munich, Frankfurt, París y Amsterdam, además con posibilidades desde varias ciudades en España, y no sólo desde Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. Shanghai tiene dos aeropuertos internacionales: el de Hongquiao, ubicado a tan sólo 13 kilómetros del centro, y el aeropuerto de Shangái Pudong. Este último está ubicado a unos 30 kilómetros desde el centro de Shanghai y está conectado con el centro de la ciudad a través de un sistema vanguardista único al mundo para ese tipo de trayectos: un tren magnético que completa el recorrido en tan sólo 7 minutos.

Los distritos más importantes de Shanghai

Shanghai es una ciudad privilegiada por su geografía, ya que está situada en el delta del río Yangtze que se abre al Pacífico. Uno de los afluentes del Yangtze, el río Huanpu, divide la ciudad en dos partes: la zona vanguardista y moderna de Pudong, sede del distrito financiero y de negocios de la ciudad; y, por otro lado, el casco antiguo de la ciudad originaria de Shanghai, conocido con el nombre de Puxi.

Cuando paseamos por la zona del Bund, tenemos casi la sensación de recorrer las calles de una elegante ciudad europea del siglo XIX, con sus anchas avenidas y sus edificios históricos a dos pasos del río. El Palacio de la Aduana y el antiguo Banco de Shanghai y Honk Kong son los edificios más reconocibles del Bund y destacan por su belleza e imponencia. La campana y la torre fueron construidos en Inglaterra y posteriormente instaladas en el lugar en el que a día de hoy se pueden apreciar. Pasear por el Bund al atardecer o por la noche es una experiencia muy recomendable, ya que desde la ribera del río Haungpu se podrá disfrutar de una vista privilegiada del distrito financiero, de sus rascacielos y de sus luces que brillan más que nunca en la oscuridad de la noche.

El distrito de Pudong se ha convertido en una de las señas de identidad de Shanghai, a pesar de ser relativamente nuevo, ya que su construcción empezó a principio de los años noventa. Tras décadas de aislamiento, la economía china empezó a abrirse al mercado y Shangái volvió a su antiguo esplendor de puerto de primera categoría y de centro comercial y financiero de importancia estratégica. Shangái es sede de numerosas empresas multinacionales y su skyline está conformado por algunos de los rascacielos más grandes e imponentes del mundo. El Shanghai World Financial Center, con sus 492 metros de altura, es el edificio más alto de la ciudad. Se trata de una opción muy a tener en cuenta para disfrutar de unas vistas increíbles desde lo alto de su mirador. En Pudong también se encuentra uno de los símbolos de la ciudad de Shanghai: la torre de televisión Perla de Oriente, construida en 1995 y símbolo de la modernización y de la entrada de China como actor principal en los mercados internacionales. En la torre hay varios miradores, todos ellos giratorios, desde los que se puede apreciar la vista de toda la ciudad. En lo alto de la torre, también existe un restaurante giratorio muy apreciado por su oferta gastronómica y por las vistas impresionantes que se pueden disfrutar durante la comida. Se trata de dos opciones muy interesantes para apreciar la vista de la ciudad tanto de día como de noche.

Qué ver en Shanghai

Shanghai ofrece también otra faceta, la más antigua y tradicional, que ahonda sus raíces en la milenaria cultura china. El Templo del Buda de Jade es el santuario más importante de todo Shanghai y es un lugar de peregrinaje para budistas y monjes zen. En su interior, el templo alberga una imponente estatua del buda sentado, que alcanza los 200 kilos y es originaria de Birmania.

Los Jardines y el mercado de Yuyuan son un claro ejemplo de la cultura tradicional china, ya que los jardines fueron instituidos hace casi 500 años. Destacan por su rica vegetación, por sus estanques y por sus construcciones de arquitectura tradicional china. Junto al jardín se encuentra el mercado de Yuyuan, un antiguo bazar cuyas tiendas están ubicadas en edificios tradicionales en lo que comprar productos de artesanía local.

Otras atracciones dignas de mención son los barrios de Xintiandi y Tianzifang, que presentan edificios antiguos, calles estrechas y características y multitud de tiendas y restaurantes con un excelente oferta de ocio nocturno. Ambos están ubicados a escasa distancia el uno del otro, y si el primero presenta las antiguas casas tradicionales chinas, las así llamadas Shikumen, el segundo era un barrio residencial para occidentales hasta la segunda guerra mundial, que se ha salvado de la demolición por reforma urbanística, y hoy en día es un lugar de ocio agradable tanto para los turistas como para los lugareños.

Dónde comer en Shanghai

Shanghai es una ciudad cosmopolita y ese rasgo está muy presente en su excelente oferta gastronómica, que presenta las mejores opciones tanto de la comida tradicional china, de fusión y de cualquier otro plato que se les antoje por exótico y singular que sea.

El restaurante Hakkasan es la mejor elección para conocer la cocina cantonesa en sus niveles más altos. Este restaurante de tres estrellas Michelín ofrece frescura e ingredientes de primera calidad, una presentación excelente y un servicio difícilmente mejorable.

Un restaurante de primera categoría y, a la vez, un refinado bar de copas: eso y mucho más es el restaurante Lost Heaven. Este local es una muestra perfecta de cocina fusión, que incorpora lo mejor de la tradición china, pero con un filtro que la hace apta para occidentales, con un toque de cocina francesa y elementos originarios de otras cocinas asiáticas.

Con un tono más desenfado y económico, el restaurante Ding Tai Fung, en el agradable barrio de Xintiandi, es ideal para probar una riquísima especialidad china: los dumplings, unas empanadillas de masa fina con varios tipos de relleno y distintos tipos de cocción. Se trata de una opción barata, rápida y sobre todo riquísima.

Dónde encontrarlos

Restaurante Hakkasan
5F, nº18 Zhongshan East 1st Road, Huangpu District, Shanghai 200002, China

Restaurante Lost Heaven
38 Gaoyou Rd (south of West Fuxing Rd), Shanghai,China

Restaurante Ding Tai Fung
123 Xingye Road, Shanghai, 200021, China
Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.