Hoteles en Sanxenxo

Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 33,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 76,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 6,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 6,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 6,8 km
Distancia (en línea recta)
  • 18,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 18,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km

Sanxenxo, la favorita del Atlántico

Pocos dudan ya de que la villa de Sanxenxo sea el destino privilegiado del turismo del norte. Este enclave de naturaleza, brisa y mar a orillas del océano Atlántico se encuentra situado en plenas Rías Baixas, en la provincia de Pontevedra, y es lugar de veraneo habitual entre políticos y personalidades que se retiran del ajetreo de la capital para disfrutar de las largas tardes y los veranos suaves de esta región. Muy cercana en distancia y en carácter a Portonovo, ambas ciudades comparten un espíritu juvenil y típicamente de veraneo nacional. La población de la villa de Sanxenxo se multiplica en verano debido a la afluencia de visitantes que cuentan con segundas residencias en esta zona, y el interés creciente por la región se ha visto reflejado en el desarrollo urbanístico de los últimos años. Antes de que Sanxenxo fuera un destino vacacional evidente, esta era una pequeña aldea de pescadores que se fue transformando primero en un centro de fiesta nocturna y posteriormente en un enclave vacacional.

Al sol de La Lanzada

La Lanzada es la playa más popular de Sanxenxo y seguramente de todas las Rías Baixas. Este arenal de más de cuatro kilómetros de largo se extiende a lo largo de toda la villa y de O Grove. Muy cerca se encuentra la isla de La Toja, un centro de turismo termal y de balnearios, una modalidad muy popular en Galicia, conocido en toda España. Las aguas de esta especie de santuario eran a menudo visitadas por mujeres estériles, ya que la leyenda cuenta que los baños en esta zona tienen la propiedad de devolver la fertilidad. Más allá del carácter supersticioso de Galicia, pasear por el puerto de Sanxenxo nos ofrece la mejor perspectiva sobre cómo el turismo ha moldeado esta ciudad. Su puerto está claramente diseñado y pensado ya para visitantes, con multitud de plazas de amarre en el puerto deportivo donde los yates contrastan con la humildad de las muchas barcas de pescadores que siguen flotando o varadas en la orilla. Después de un día de playa y de un helado frente al mar, nada mejor que pasear por el barrio de pescadores de la ciudad y cenar algunas de las especialidades de la zona, con especial mención al marisco fresco y recién traído a puerto.

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.