Hoteles en Santander

Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 53,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 72,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 62,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 86,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 54,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 77,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 49,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 38,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,6 km
desde 54,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,5 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 31,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 5,8 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km

Descubre la elegancia del norte en Santander

Aunque se aleja de los habituales circuitos turísticos de sol y playa en España, Santander tiene motivos sobrados para ser un destino obligado para cualquier turista que desee adentrarse en la otra cara de la Península Ibérica. El aspecto más europeo, más verde, más deportista y más aficionado a la buena mesa debería buscarse en el norte, y Santander es el destino perfecto para descubrir “la otra España”, más allá de toros, flamenco y paella. Asomada al mar Cantábrico, Santander es una ciudad que destila elegancia y mesura, de temperaturas suaves y en la que todavía se percibe el aspecto señorial de los veraneos de la alta burguesía hace no muchos años. La tradición marina y comercial de la capital cántabra entronca con un siglo de historia turística, cuando la playa de El Sardinero y el paseo a los pies del castillo de La Magdalena eran postales habituales en las familias de alta cuna, que se dirigían al norte a pasar sus veranos por las temperaturas más suaves y el aspecto señorial de sus urbes.

Una visita para cada día

La riqueza cultural de Cantabria permite encontrar un plan perfecto para cada día de estancia. Desde cruzarse con algún peregrino del famoso Camino de Santiago en su ruta a Compostela, hasta acercarse a las vecinas Cuevas de Altamira, declaradas Patrimonio de la Humanidad, en las que admirar uno de los yacimientos prehistóricos más importantes y conocidos del mundo. En esta visita no podemos perdernos la ciudad de Santillana del Mar, una de las más pintorescas de España y alejada de las típicas estampas turísticas del país.

Hoteles para todos los gustos en Santander

A la hora de buscar alojamiento en Santander es importante elegir bien nuestro centro de operaciones para movernos con la mayor comodidad posible por la ciudad. Entre los hoteles que ofrece Hotel.info en la ciudad, encontraremos sin duda uno que se adecúe a nuestro itinerario. Cerca de los jardines de Pereda, por ejemplo, podemos encontrar un alojamiento que nos permita movernos sin problemas por el centro. Desde aquí veremos además el famoso Banco Santander, así como el pequeño palacio de El Embarcadero, desde donde se pueden admirar unas vistas incomparables sobre la bahía. Sus museos de Prehistoria y Marítimo o el Puerto Chico son enclaves imperdibles de esta hermosa capital norteña.

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.