Hoteles en Playa Blanca

Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 81,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 368,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 36,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 15,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 147,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 165,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 252,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 266,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 139,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 64,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 182,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 155,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,5 km
desde 132,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,4 km
desde 262,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,4 km
desde 140,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,5 km
desde 126,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,5 km
desde 198,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 10,5 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 10,5 km
desde 79,00 €

Playa Blanca, pura sofisticación en Lanzarote

Playa Blanca es uno de esos municipios arrebatadores, cuyo entorno de colinas volcánicas enfrentándose a la costa hacen que más de uno se quede prendado a primera vista. Sus playas son de las más hermosas, con arenas muy blancas que contrarrestan al intenso azul del mar, dándole un contraste visual único. Además de estas maravillosas vistas a ambos lados, el Paseo Marítimo también es un lugar lleno de vida y actividad, con sofisticadas tiendas y acogedores restaurantes donde poder disfrutar de los mejores productos del mar. Y tampoco se debe olvidar la entretenida vida nocturna, con pubs y bares en los que disfrutar de la noche al lado del mar.

El trío de playas

Playa Blanca se ha configurado en los últimos años como uno de los motores turísticos de la isla de Lanzarote. En gran parte, esto se debe a las tres playas colindantes a la villa, de gran fama y afluencia, y que no decepcionarán a nadie. Playa Dorada, Playa Flamingo y Playa Papagayo, cada una con sus propias características y atractivos, para cubrir todos los gustos e intereses.

Maravilla natural

A poca distancia en coche desde Playa Blanca podemos disfrutar de las vistas de uno de esos fenómenos naturales raros e hipnóticos. Los Hervideros es un conjunto de rocas agresivamente escarbadas por las olas del mar que, debido a los fuertes vientos, golpean con fuerza las paredes consiguiendo un paisaje espectacular. Para acceder a la parte más alta de estos acantilados se pueden seguir los paseos diseñados por el arquitecto César Manrique, uno de los artífices del éxito de la isla.

Comer en Playa Blanca

Para tener una de las mejores experiencias gastronómicas en Playa Blanca es recomendable acercarse al área de Marina Rubicón y, allí, comer en la Casa de comidas El Maño, un restaurante especializado en comida canaria con una gran variedad de productos del mar y, también, unos excelentes cocktails para culminar la experiencia (Calle del Berrugo 2, Marina Rubicon, Lanzarote, España).

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.