Hoteles en París

Distancia (en línea recta)
  • 3,4 km
desde 125,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 18,0 km
desde 224,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
desde 154,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,1 km
desde 210,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,5 km
desde 104,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 134,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,3 km
desde 107,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,1 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 149,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,1 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
desde 172,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 104,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,6 km
desde 179,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,7 km
desde 167,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 184,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,5 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
desde 104,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 183,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 66,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 124,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,7 km
desde 92,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
desde 81,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,5 km
desde 175,00 €

París en un día

Tan pronto como pongas un pie en la ciudad del amor, o de la luz, te darás cuenta de que conocer París en un día es imposible. Pero te proponemos una ruta con la que, al menos, sí podrás saborearla y empezar a planear tu vuelta a la capital francesa para, esta vez sí, disfrutarla como se merece.

Empieza el día junto a los Campos Elíseos

Comienza junto al Arco del Triunfo, uno de los símbolos de la ciudad, y avanza por los Campos Elíseos. Es una de las zonas más exclusivas, por lo que no te extrañe encontrarte grandes tiendas de lujo a cada paso. También verás en tu paseo numerosas cafeterías con encantadoras terrazas: ¿qué tal si aprovechas para tomarte un croissant y admirar el esplendor parisino?

En tu ruta por los Campos Elíseos verás también algunos de los principales monumentos de París y pasarás por el Jardín de las Tullerías y el Museo del Louvre, pero no te detengas. Admirar la Mona Lisa en vivo es una de esas cosas que hay que hacer alguna vez en la vida, pero mejor resérvatelo para otra ocasión, pues ver el Louvre te llevaría seguramente todo el día.

Dónde tomar algo o parar a comer cerca de Notre Dame

Cruza después el río Sena hasta la Isla de la Cité, el corazón mismo de París, y visita la Catedral de Notre Dame. En los alrededores de la Catedral verás varios cafés muy animados, con terrazas llenas de gente conversando. Únete a ellos y disfruta de un aperitivo en Les Rouges, L’ombre de Notre Dame o Aux Tours Notre Dame, por citar algunos.

Pero si el hambre aprieta, entonces nuestra recomendación es que vayas a Le Quasimodo Notre Dame, un restaurante cuyas crêpes son espectaculares. Puedes cogerlas en el puesto que tienen hacia la calle y tomártelas de camino o bien buscar una mesa y quedarte a comer de plato. En cualquier caso, seguro que no te defrauda, pese a lo turístico de su ubicación, la relación calidad-precio es muy buena.

Pasea por el Barrio Latino

Ya por la tarde, date un paseo por el Barrio Latino. Caminar por sus calles es una delicia, todas repletas de pequeños negocios muy cuidados y restaurantes y bares con mucho encanto. Este barrio tiene, además, uno de los mejores ambientes de la ciudad. No te olvides de pasar por la librería Shakespeare & Co., toda una institución en el mundo cultural parisino y un lugar que te sorprenderá nada más llegar. Está especializada en literatura anglosajona, pero su mayor atractivo es la propia librería, donde el colorido de los libros sobresale por las antiquísimas estanterías de madera que llegan hasta el techo.

Ningún viaje a París estaría completo sin pasar por el estandarte de esta gran ciudad, la Torre Eiffel. Dirígete hacia allí después de tu paseo por el Barrio Latino y admira esta enorme estructura de hierro en todo su esplendor. Por el día impresiona, pero por la noche, cuando está iluminada, enamora.

Despídete de París en Montmartre

Antes de que se termine tu tour de un día por París, sube hasta Montmartre. La Basílica del Sacre Coeur es otro gran edificio que vale la pena ver y el barrio tiene el mejor ambiente que encontrarás en París por la noche.

No dejes de pasar por la Place du Tertre, donde los artistas trabajan durante todo el día a la vista de los transeúntes, y busca después un buen lugar para cenar. Hay muchos, pero nosotros te damos tres ideas: Chartier, una típica braserie de cocina francesa sin sofisticaciones pero muy bien elaborada; Le Poulbot, cuyo ambiente resulta muy peculiar y donde también podrás probar buena gastronomía francesa; y si buscas un plan especial, vete a Le Moulin de la Galette, un histórico molino de viento que durante siglos fue salón de baile y hoy se ha reconvertido en restaurante.

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.