Hoteles en Montpellier

Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,7 km
desde 71,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 102,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 61,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 116,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 116,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,6 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 84,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 96,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 90,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 173,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,9 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,0 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 76,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,7 km
desde 102,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,1 km
desde 44,00 €

La elegancia mediterránea de Montpellier

Montpellier es un ejemplo fabuloso de la grandiosa cultura francesa. Sin duda, puede presumir de elegancia y sofisticación gracias a la colección de mansiones y monumentos que pueblan sus calles. Pero también es cuna de arte y cultura, y su vinculación con la música es conocida a nivel mundial, no sólo por sus conocidas representaciones operísticas, sino también por estar tradicional y estrechamente vinculada a algunos de los fabricantes de violines más reconocidos históricamente. Y, cómo no, la visita a Montpellier también será el momento ideal para probar alguno de sus afamados vinos y disfrutar de la maravillosa gastronomía del país galo.

Qué visitar en Montpellier

El Paseo del Peyrou sin duda significará un buen comienzo para caminar y hacerse una idea de la magnificencia de Montpellier, que comienza, precisamente con su arco, o Puerta de Peyrou, un elaborado monumento histórico del siglo XVII, que da inicio al precioso parque del mismo nombre.

Una visita diferente, y realmente poco habitual en otras ciudades, puede ser la de los Mikve Medievales, unos baños judíos del siglo XIII que dan muestra de la influencia e importancia que, antaño, tuvo esta comunidad en Montpellier. Se puede decir que son unos de los baños mejor conservados de toda Europa y, sin duda, merece la pena acercarse y visitarlos.

La Ópera de Montpellier

La relación de Montpellier con la ópera es algo reconocido a nivel mundial, y simplemente la fachada de L’Opera Comedie refleja con su belleza la pasión que allí se vive por este arte escénico. Sus representaciones comenzaron allá por el siglo XVIII, y desde entonces la calidad y reconocimiento de esta casa se ha mantenido a tal nivel que, si se quiere disfrutar allí de alguna de las obras que representan, es mejor reservar o comprar las entradas con antelación, porque suelen estar completas.

Comer en Montpellier

Si se busca una auténtica experiencia gastronómica a la francesa, hay que visitar el restaurante La Diligence. Nos quedaremos impresionados por su magnífica decoración interior, pero también por la calidad de su comida y la perfecta presentación de los platos. Sin duda, un lugar para probar las mejores creaciones de la gastronomía francesa contemporánea. (2 Place Pétrarque, 34000 Montpellier, Francia)

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.