Hoteles en Ludwigsburg

Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 77,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 108,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 120,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,7 km
desde 139,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km
desde 98,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,6 km
desde 101,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,9 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,2 km
desde 67,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,5 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,5 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,5 km
desde 78,00 €

Ludwigsburg se encuentra en la región de Baden-Württemberg, o lo que es lo mismo, al área de influencia de la gran ciudad de Stuttgart, la cual se encuentra a tan sólo 12 kilómetros de distancia. En términos económicos, Ludwigsburg puede considerarse una de las más importantes de la región, en la que el Wüstenrot-Bausparkasse, una de las sedes de Nestlé y también sede legal de Bosch y Daimler, da trabajo a muchos habitantes del lugar. Además, esta ciudad también es uno de los centros de referencia para la industria de los medios de comunicación y del cine, con su Escuela de Cine y su Centro de Medios.

Cómo llegar a Ludwigsburg

Dada su proximidad a Stuttgart, para llegar a esta ciudad hay multitud de opciones de viaje. El aeropuerto de Stuttgart tiene muchas combinaciones y también muy buenas comunicaciones desde Ludwigsburg. Desde Stuttgart, en tren, se llega en tan sólo 15 minutos, y también se puede llegar en coche por la autopista A 81.

La estructura urbana de Ludwigsburg

Además del distrito central, en Ludwigsburg hay otros siete distritos diferenciados. El centro urbano también se divide en las partes Norte, Sur, Este, Oeste y Central. El distrito más poblado de la ciudad es Eglosheim, que no formó parte de la misma hasta el comienzo del siglo XX, pero cuya historia propia se remonta hasta los siglos VI y VII. Su crecimiento se ha visto multiplicado en los últimos tiempos, y se estima que entre 1949 y 1972 su población se cuadriplicó, a la vez que muchos negocios y parques tecnológicos se iban instalando allí, y crecían sus infraestructuras públicas, lo cual hace que muchas familias con niños elijan este lugar para residir.

Poppenweiler es un distrito un poco más rural y pequeño. Aquí las calles aún mantienen esa arquitectura más tradicional de casas más pequeñas, y aunque no viva mucha gente aquí, es un lugar con un encanto particular.

Lugares de interés en Ludwigsburg

El Palacio residencial es uno de los elementos de referencia en la ciudad de Ludwigsburg. Además, este palacio, construido entre 1704 y 1733, es uno de los más grandes de toda Alemania, debido a los planes arquitectónicos que fueron ampliándose sobre él durante aquellos años, en especial durante la residencia en el mismo del Duque Eberhard Ludwig, que tenía como referencia absoluta al Palacio de Versalles en Francia. Por ello, y por la apariencia del palacio, hoy en día la ciudad es conocida como la Versalles suava, y muchos turistas acuden a visitar el palacio para recorrer sus estancias, museos y galerías.

También es muy recomendable la visita al barrio viejo de la ciudad, que se considera el origen y germen de toda la urbe, y en donde se encuentra el mercado local, otro de los puntos de referencia para los locales y los turistas por su belleza arquitectónica.

Actividades culturales en Ludwigsburg

Si visitas el palacio residencial, es recomendable visitar alguno de sus museos. Por ejemplo, el Museo de la moda, cuya colección de trajes y ropas recorre la historia de la moda en los últimos siglos, especialmente centrada en la segunda parte del siglo XVIII, y también completada con muchas exposiciones temporales de gran interés.

El Museo de la cárcel cuenta mucho de la historia de la ciudad, ya que aquí fue construida la primera cárcel, y al recorrer sus estancias podremos ver detalles de sus celdas, de sus camas, o de las actividades recreativas de los presos de la época.

Comer en Ludwigsburg

Para disfrutar de la comida típica de la región podemos acudir al Post Cantz. Este local tradicional comenzó sus andaduras hace casi trescientos años, y en él podremos degustar muchos de los platos tradicionales con un toque más creativo y moderno. Desde los típicos splätze a los callos, o algunos de sus guisos, y siempre con una buena cerveza local.

Por otro lado, el restaurante Badgarten se encuentra en las áreas ajardinadas del Palacio Residencial. Aquí empezaron a servir comidas allá por 1826, y la cocina típica alemana y suava se combina con toques de la gastronomía croata.

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.