Hoteles en Jaca

Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 52,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 180,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
Distancia (en línea recta)
  • 7,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 9,4 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 15,3 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 17,1 km
desde 124,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 21,7 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 21,8 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 22,5 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 22,6 km
desde 58,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 27,0 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 27,6 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 30,6 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 30,7 km
desde 60,00 €

Jaca, la perla de los Pirineos

A pesar de sus dimensiones modestas, Jaca es una ciudad cosmopolita con aires europeos desde hace décadas. Su ubicación privilegiada en pleno Camino de Santiago francés ayudó a convertir a esta localidad en la llamada “perla de los Pirineos”, con numerosos atractivos y encantos propios de un puerto de montaña. No podemos dejar Jaca sin visitar su Ciudadela, un magnífico ejemplo de arquitectura militar del siglo XVI declarado hoy en día Monumento Nacional. Los trabajos de construcción de esta estructura se iniciaron en el año 1591, y llama la atención su perímetro pentagonal de enormes dimensiones sobre una superficie plana. Sin embargo, esta simbólica Ciudadela no es el único monumento digno de visitar en Jaca. Su catedral románica, del siglo XI, declarada también Monumento Nacional, compite en belleza con el monasterio benedictino o la iglesia de Santiago, continuando con la ermita de Sarsa o la famosa Torre del Reloj, construida en el siglo XV.

Recordando el pasado glorioso de Jaca

Entre la multitud de celebraciones locales que encontramos en esta ciudad, hay que destacar la que tiene lugar el primer viernes de mayo. En esta fecha se conmemora una batalla medieval con actividades como justas, torneos o el espectáculo de iza de bandera. Los eventos se combinan con actividades arraigadas a la tradición aragonesa, como la jabalina. Otra de las citas más importantes en Jaca es el peregrinaje de Santa Osoria, que se celebra el 25 de junio y durante el cual se representan algunas de las danzas más antiguas de los Pirineos. Un festival de tradición y cultura que es la excusa perfecta para conocer esta región.