Hoteles en Gotemburgo

Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 216,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 163,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 144,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 206,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 134,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,8 km
desde 144,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 240,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,3 km
desde 129,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,1 km
desde 134,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 122,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 181,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 211,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 127,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 157,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,7 km
desde 124,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 221,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 51,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,1 km
desde 47,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 172,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 65,00 €

La grandiosidad de Gotemburgo

Los encantos de Gotemburgo se pueden resumir fácilmente en una combinación excepcional entre las maravillas modernas y las maravillas naturales. En un mismo día en Gotemburgo podemos disfrutar de paisajes montañosos con lagos cristalinos, y de excepcionales museos modernos en un enclave con una arquitectura vanguardista. Hay pocos lugares así, por lo que éste se merece un poco de atención.

Las maravillas de Gotemburgo

Dale una alegría a tus ojos con la magnífica vista de la increíble Tyska Kyrkan, una estructura de color amarillo con una hermosa torre con campanario que se encuentra justo a la vera del canal.

Para alejarse un poco del ajetreo típico de la ciudad, podemos visitar el Jardín Botánico de Gotemburgo, un paraíso visual y vegetal que nos presenta desde orquídeas tropicales a cascadas de agua, pasando por plantas carnívoras y algunas de las plantas más raras que podamos ver, y que están extintas en su hábitat natural.

Una ciudad cultural

Gotemburgo es el hogar de uno de los festivales culturales más reconocidos del mundo, que reúne a más de 700.000 personas con sus magníficas exhibiciones de baile, teatro y diseño.

Si damos un paseo y nos acercamos a la Opera House and Concert Hall, podremos ver uno de los edificios más icónicos de la ciudad, pero si además tenemos la oportunidad de acudir a alguna de sus representaciones, disfrutaremos de muchos de los mejores artistas y directores de la escena mundial.

El Museo de las Culturas del Mundo también es un punto interesante para disfrutar de maravillosas exposiciones dinámicas en un edificio moderno y vanguardista que ha sido mundialmente reconocido por su diseño.

Comer en Gotemburgo

Dada su privilegiada ubicación junto al mar y, también, por su estupendo mercado Feskekorka, Gotemburgo puede presumir de poseer productos marinos de primera calidad.

Uno de los restaurantes que se aprovecha de esta cualidad y, además, amplifica todo el poderío de los alimentos del mar es el Fiskekrogen, un elegante local en el que nos ofrecerán los mejores mariscos y algunos de los platos tradicionales de la cocina sueca (Lilla torget 1, 411 18 Gotemburgo, Suecia).