Hoteles en Estambul

Distancia (en línea recta)
  • 6,9 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 21,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,1 km
desde 24,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 51,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 53,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 27,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,4 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 34,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 33,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 26,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 30,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 35,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,8 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 54,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,0 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 35,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 30,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
desde 34,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 36,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 20,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,4 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 34,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,2 km
desde 32,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 36,00 €

Un día en Estambul

Estambul huele a especias, sabe a mediterráneo e inspira tradición y modernidad a partes iguales. La que fuera capital del Imperio Romano de Oriente es hoy una de las ciudades más bonitas y dinámicas de Europa. Conocerla en un día es prácticamente imposible, pero si dispones de unas cuantas horas sí podrás vivir parte de su magia.

La Plaza Taksim y los mejores sitios de compras

La Plaza Taksim, uno de los grandes iconos de la Primavera Árabe en Turquía es, también, el centro neurálgico del Estambul moderno. Sin duda, uno de los principales centros de ocio, turismo y negocios de la ciudad y el lugar ideal para iniciar tu tour de un día por esta emblemática ciudad.

De esta plaza sale la calle Istikal , (también conocida como Avenida de la Independencia), una gran calle peatonal en la que se suceden comercios, restaurantes y bares con muy buena música. No dudes en perderte un rato entre la multitud y descubrir los pequeños detalles que guardan las tiendas que verás a ambos lados.

Pero si lo tuyo son las compras, resérvate para los mercados. Estambul ofrece todo tipo de bazares dedicados a casi cualquier producto que se te ocurra, pero si solamente tienes unas horas y es la primera vez que visitas la ciudad, has de elegir entre dos: el Gran Bazar o el Mercado de las Especias. El primero es el más grande y sorprendente, y uno de los más antiguos del mundo. En él hay más de 4.000 tiendas, por lo que es probable que no puedas verlo todo, pero es una buena ocasión para poner en práctica tus mejores técnicas de regateo.

Catedral de Santa Sofía y Mezquita Azul, visitas imprescindibles

Otro de los imprescindibles en una primera visita a Estambul es la Catedral de Santa Sofía. Además de ser uno de los monumentos mejor conservados de la ciudad, es probablemente el más bello de todos. Justo enfrente, solamente separada por la Plaza de Sultanahmet, encontrarás el otro gran icono de Estambul: la Mezquita Azul. Si con estas visitas no has cubierto todavía tu sed cultural, muy cerca de estos dos monumentos se encuentra uno de los restos arqueológicos más curiosos de la ciudad, la Cisterna Basílica. Una sala subterránea construida en tiempos de Justiniano I con el propósito de servir de depósito de agua en el caso de que la ciudad se viera sitiada.

Si después de tanta visita te ha entrado hambre, no dudes en ir a por un buen kebab. Unos de los mejores de la ciudad estarán muy próximos a ti, en el Sultanahmet Buhara Kebab House. La variedad es enorme y todas las propuestas tienen muy buena reputación, así como sus tés.

Las mejores vistas

Para la tarde te hemos reservado la mejor panorámica de la ciudad, la que encontrarás desde la Torre de Gálata. Se puede llegar hasta la novena planta en ascensor y, a partir de ahí, el ascenso hasta el mirador es a pie. No obstante, la novena planta dispone también de su propio mirador, con impresionantes vistas al Bósforo, y una cafetería donde tomar un té a precios asequibles.

Cena mirando a Santa Sofía

Uno de los mejores lugares a los que acudir si buscas un buen lugar para cenar es el puente de Gálata, donde encontrarás los mejores restaurantes para tomar un buen pescado. La oferta en esta zona es enorme, pero bastante turística.

Por eso, nuestra recomendación es que te salgas de la ruta y elijas entre dos buenos restaurantes con vistas que no podrás olvidar en mucho tiempo. Uno de ellos es el Imbat Restaurant, en la azotea del hotel Orient Exprés. Su carta mezcla la tradición turca con un toque muy europeo. El otro, el Boterra Restaurant, cuya terraza se sitúa justo enfrente de la Catedral de Santa Sofía y la Mezquita Azul. Aquí, la cocina turca se funde con propuestas italianas y griegas. Eso sí, si quieres tener mesa, mejor reservar.

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.