Hoteles en Cullera

Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 11,0 km
desde 53,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,0 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,0 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,2 km
desde 195,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,2 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,3 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,5 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,7 km
desde 46,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,9 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 13,2 km
desde 52,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 13,7 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 14,0 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 14,3 km
desde 53,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 15,8 km
desde 42,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 15,9 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 19,0 km
desde 53,00 €

Cullera, un refugio junto al Mediterráneo

Cullera cumple todos los requisitos para ser el paradigma de pueblo mediterráneo. En plena costa valenciana, esta localidad a caballo entre el mar y la montaña disfruta de temperaturas suaves durante todo el año, un centro histórico encantador y la tranquilidad necesaria para convertirse en un auténtico refugio vacacional a orillas del mar. Muy cerca de la Muntanya d’Or y del río Júcar, Cullera ha ido creciendo en las últimas décadas sin olvidar su patrimonio ni sus tesoros naturales. Además, su cercanía a varios lugares de interés la convierten en el centro de operaciones ideal para una visita a la costa valenciana. A poca distancia se encuentra la capital de la región, Valencia, así como el Parque Natural de La Albufera, sin olvidar los innumerables centros históricos y playas que bordean esta zona del litoral.

A un paso de las grandes ciudades

Por si sus atractivos naturales no fueran suficientes, Cullera cuenta con la ventaja de unas excelentes comunicaciones con Madrid y Barcelona, las dos ciudades españolas más pobladas. La calidad de las aguas que bañan la costa valenciana y las temperaturas suaves han ayudado a que esta región se convierta en el escape de las capitales en busca de buena gastronomía, deportes al aire libre y tranquilidad. Otra de las señas de identidad de Cullera y sus alrededores es precisamente uno de sus signos distintivos: los naranjos. En esta zona, grandes extensiones de campos de naranjos se extienden en lo que se ha convertido una de las grandes huertas de Europa. El aroma del azahar baña la localidad y se extiende hasta playas como la de Faro o San Antonio, dos de los arenales que se pueden visitar en los más de 13 kilómetros de costa en los que perderse junto al Mediterráneo.

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.