Hoteles en Conil de la Frontera

Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 35,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 47,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 72,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 66,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,1 km
desde 90,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 6,3 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 9,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 6,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,3 km
desde 109,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,7 km
desde 166,00 €

Conil de la Frontera, la niña bonita gaditana

Si la provincia de Cádiz es ya un atractivo turístico por méritos propios, Conil de la Frontera sería su punto de referencia en lo que a buen clima y playas se refiere. Situada al sudeste de la provincia de Cádiz, Conil se extiende a lo largo de un hermoso litoral que quita el aliento por sus larguísimas y blancas playas y por sus acantilados. La belleza de esta localidad y su proximidad al mar hacen comprensible que las principales actividades de Conil de la Frontera sean el turismo y la pesca, y, previsiblemente, esta última es el gran motor económico desde la aparición de la ciudad. Sus orígenes se remontan a la época de la Reconquista a los árabes, y de esta época datan algunos de sus monumentos más salientables, como lo son la Torre de Guzmán, una fortaleza militar construida en el siglo XIV.

Resurgir turísticos sin perder de vista los orígenes

A pesar de no tratarse de un destino vacacional de primer orden desde hace mucho tiempo, la belleza natural de Conil de la Frontera, su buen clima y su proximidad a grandes ciudades como Cádiz han favorecido un incremento exponencial del turismo en los últimos años. Además, los visitantes que llegan a esta localidad atraídos por el descanso y el sol pueden aprovechar también para conocer lugares de interés como la iglesia barroca de la Misericordia, del siglo XVIII, o la iglesia de Santa Catalina, que fue reconstruida en el siglo XIX. Conil de la Frontera ofrece una gran variedad de deportes al aire libre y permite al viajero una desconexión total, aun sin estar demasiado lejos de la capital de la provincia, la ciudad de Cádiz. Las playas del Puerco, Castilnovo o la Fontanilla son el lugar ideal donde empezar cada día de las vacaciones mientras el sol empieza a bañar toda la costa gaditana.