Hoteles en Castelldefels

Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 106,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 63,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,8 km
desde 58,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 53,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 144,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,7 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 2,6 km
desde 129,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,9 km
desde 56,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,1 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,7 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,9 km
desde 155,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,1 km
desde 84,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,2 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,7 km
desde 90,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,7 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,9 km
desde 73,00 €

La historia y el carisma de Castelldefels

Castelldefels es uno de esos remansos de paz y tranquilidad que se pueden encontrar cerca de Barcelona. A tan sólo 30 minutos de la ciudad condal, este pueblo se ha confirmado como uno de los santuarios llenos de serenidad que muchos buscan para huir de los alborotos de las grandes ciudades. Además, su imponente castillo también da muestra de una riqueza cultural e histórica propia de tiempos pasados gloriosos. No nos vamos a olvidar del aspecto culinario, ya que en Castelldefels hay una gran oferta de refinados y modernos locales para los más exigentes.

El imponente Castillo de Castelldefels

El Castillo se erige sobre Castelldefels desde las colinas colindantes, como un guardían que vigila sus territorios. Y es que, a pesar de haber sido construido en el siglo X, sus torres y paredes siguen manteniendo una majestuosidad y un carácter imponente que asombra a los visitantes. Y a los que se acercan, les regala unas maravillosas vistas del mar, privilegiadas como lo es su ubicación.

Por su parte, más abajo que el castillo pero no por ello menos merecedora de una visita, está la Playa de Castelldefels, un espacio que satisface tanto a los que buscan relajación y descanso como para los que quieren algo más de adrenalina y practicar alguno de los deportes acuáticos más populares de la zona.

El Teatro Plaza

El Teatro Plaza, inaugurado en 2009, supuso un gran impulso a la actividad cultural de Castelldefels. Su céntrica ubicación ayuda al éxito que tienen las obras y musicales allí representados, que atraen tanto a locales como a los visitantes.

Para los más carnívoros

El Restaurante Abrasador es uno de los estandartes culinarios de Castelldefels; con más de 35 años de historia, sus mesas suelen llenarse tanto de locales como de turistas, lo cual da idea de la calidad de sus viandas. Un ambiente familiar es el que acompaña a los excelentes platos que sirven y que satisfarán a los estómagos más exigentes, sobre todo a los amantes de la carne, que verán aquí plenamente colmado su apetito. (Passeig de la Marina, 158, 08860 Castelldefels. España).

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.