El glamour y la herencia histórica de Cascais

Distancia (en línea recta)
  • 5,8 km
desde 135,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 35,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 64,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 58,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,1 km
desde 145,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,3 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 135,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 170,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 124,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 73,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 170,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 144,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,8 km
desde 111,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 73,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 5,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 4,2 km

El deslumbrante glamour y la herencia histórica de Cascais

Con su interminable costa curvada de arena dorada, la fascinante Cascais ha pasado de ser un pequeño pueblo pesquero a una de las villas más cosmopolitas y culturales del centro de Portugal. De hecho, algunas de las mejores obras arquitectónicas del país luso se encuentran en esta pequeña villa, y también hay ricos restos arqueológicos que, en contraste con la modernidad actual de la localidad, le dan un plus de atractivo y encanto como pocos otros sitios ofrecen. Tampoco descubriremos nada nuevo si hablamos de sus maravillas gastronómicas y de la gran oferta hostelera que tiene. Sin duda, uno de los destinos que hay que visitar alguna vez y que, de seguro, enamorarán a más de uno.

El encanto del casco histórico de Cascais

En las antiguas calles del casco histórico de Cascais, hay algo que destaca sobremanera sobre el resto: la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción , que, sin dejar de aparentar una sencillez típica de una iglesia de provincias, contiene una gran riqueza artística en su interior, cuya trascendencia aumenta si cabe al pensar que permanece desde aún antes del siglo XVIII, cuando el gran terremoto que asoló la zona destruyó la mayoría del arte y la arquitectura que allí había.

Museos llenos de vida

En Cascais es fácil que tanto los aficionados al arte como a la arquitectura disfruten, por ejemplo con museos como el de Castro Guimaraes , construido en un edificio que combina estilos árabes, góticos y portugueses y que, además, también aloja la fascinante colección de Jorge O’Neil.

Gastronomía moderna y tradicional

En Cascais hay un restaurante que se puede enorgullecer de su moderna carta, que tampoco desprecia las raíces de la gastronomía local. El restaurante Hemingway is an es una de las mejores elecciones para aquellos que buscan comer productos del mar con un toque original y distintivo, en uno de los ambientes más carismáticos de toda la ciudad; cualquiera de sus platos, tanto de pescados como de carne se convertirán en una experiencia inolvidable.(Marina de Cascais 58, 2750-800 Cascais. Portugal)

Indique sus fechas de viaje para obtener las mejores ofertas hoteleras.