Hoteles en Cartagena

Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 92,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,0 km
desde 36,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,6 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,0 km
desde 90,00 €

Cartagena, un emblema del Mediterráneo

La ciudad murciana de Cartagena es una tierra de contrastes: su rica tradición cultural y militar cimientan la base de una actividad industrial y comercial que hoy en día sostienen la segunda mayor ciudad de la Región de Murcia. Su propia ubicación, con un puerto natural estratégico, le ha servido para dar cobijo y parada a comerciantes durante miles de años. Sin embargo, los tesoros de la minería de esta región también han sido motivo de discordia, atrayendo multitud de batallas para hacerse con los preciados recursos. Hoy en día Cartagena sigue siendo una base naval de primer orden, y conserva muestras significativas de su pasado militar. Pero es sin duda el turismo la actividad por excelencia de esta ciudad, que está inmersa en el desarrollo de una lucrativa actividad turística. Joyas como el Museo de Teatro Romano, la Casa de la Fortuna o el Museo Municipal de Arqueología de Cartagena son algunas de las sugerencias si nos decidimos a visitar la ciudad.

Al ritmo que marca el puerto

El puerto de Cartagena sigue marcando en gran medida el día a día de la ciudad y su actividad comercial. El área comercial de Escombreras ha atraído a multitud de empresas que han contribuido a la dinamización de la región, aunque muchos de sus habitantes trabajan en labores agrícolas o desarrolladas con el campo. No en vano, esta región se conoce como la “huerta de España”, y comprobando y degustando su producción, el sobrenombre cobra sentido. Lechugas, pimientos, patatas, calabacín, aceitunas o almendras son solo algunos de los productos cultivados de forma extensiva en esta zona, con una calidad que convierte sus variantes en auténticas delicatesen. Todo un placer para los sentidos que cobra forma en una gastronomía basada en la mejor materia prima.