Hoteles en Carcasona

Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 90,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,5 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,7 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,7 km
desde 115,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,3 km
desde 122,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,1 km
desde 57,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,0 km
desde 52,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,6 km
desde 71,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,6 km
desde 49,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,3 km
desde 52,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 62,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,9 km
desde 200,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,6 km
desde 67,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,4 km
desde 69,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,5 km
desde 36,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,9 km
desde 32,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,7 km
desde 42,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,2 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 58,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,9 km
desde 90,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,4 km
desde 78,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,5 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,4 km
desde 78,00 €

Carcasona: puro esplendor medieval

La ciudad de Carcasona tiene reconocida fama mundial por su gigantesca y monumental ciudadela, que la gobierna desde lo alto de su colina. Considerada la segunda atracción turística más visitada de toda Francia, esta impresionante estructura sigue sorprendiendo a millones de visitantes, año tras año, gracias a su impoluta imagen de poderío y elegancia bien culminada por las majestuosas torres. Pero no nos queremos quedar con esta maravilla arquitectónica; la parte más nueva de Carcasona también merece la pena y no defraudará a los que se hayan acercado principalmente por su principal atractivo histórico.

Su principal atractivo

La fortaleza de La Ciudadela es merecidamente la mayor atracción de la ciudad de Carcasona. Sus 52 torres de piedra y el entramado de calles de su interior hacen que nos adentremos en una época antigua cuando paseamos por allí. Los recorridos por sus murallas, que se alargan por más de un kilómetro en el exterior del castillo serán un maravilloso paseo que, después, podemos terminar yendo a visitar la encantadora Basilica de San Nazaire, famosa por su grandioso estilo gótico y sus rosetones.

Una cultura alternativa

En Carcasona también se puede disfrutar de una experiencia cultural alternativa, sobre todo en la parte nueva de la ciudad, que tan bien conecta lo clásico y lo moderno. Un recorrido a la vera del Río Aude, o visitar la Bastida St-Louis puede ser tan enriquecedor como también lo es el Museo de Bellas Artes de Carcasona, cuya colección de objetos y curiosidades merece la pena para aprender y comprender mucho más de la historia del lugar.

Comer en Carcasona

Presumiendo de una privilegiada ubicación junto a la ciudadela, el restaurante L’Escargot es un lugar confortable y acogedor en el que poder disfrutar tanto de la cocina tradicional francesa con un punto de vista creativo como de distintas tapas y raciones, entre las que destacan los caracoles, que por algo le dan nombre al local (7 Rue Viollet le Duc, Carcasona, Francia).