Hoteles en Bolonia al mejor precio

Distancia (en línea recta)
  • 1,1 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,9 km
desde 63,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,0 km
desde 49,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 108,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 63,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 106,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 124,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,5 km
desde 73,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 131,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 134,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 215,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 148,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 97,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,1 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,5 km
desde 83,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 330,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,5 km
desde 93,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 65,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,9 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 74,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,0 km
desde 114,00 €

Bolonia, estandarte académico de Italia

Bolonia es una de esas ciudades con muchas caras destacables, pero sobre todo puntera en términos académicos y culturales. Y eso, estando en Italia, ya significa algo importante. Por ejemplo, su universidad es la más antigua del mundo, y la ciudad también es cuna de muchos gérmenes políticos y culturales, por no hablar de que también fue donde se originó la salsa boloñesa, una de las más populares del mundo, presente en miles de recetas y platos y favorita de muchos. En Bolonia se mezcla siempre lo nuevo y lo viejo; no sólo porque es una ciudad muy antigua, en la que se respira toda la historia que contienen sus calles y edificios, sino también porque está repleta de jóvenes llenos de vida y actividad, gracias sobre todo a la universidad. Además, la oferta de museos, teatros y demás también es abundante en Bolonia, por lo que no habrá espacio para el aburrimiento en una ciudad que respira vida por todos los costados.

Bolonia: un mosaico histórico

Bolonia es una ciudad ideal para recorrer a pie. Su majestuosidad monumental, su carácter cosmopolita y su herencia histórica hacen de sus calles y plazas unos espacios muy agradables de recorrer, y no dudaremos en detenernos ante maravillas como el Palacio de Accursio o el Palacio del Podestà, que junto a la Basílica de San Petronio forman un conjunto imprescindible en el centro de Bolonia.

Un poco más alejado del centro, pero también exquisito, es el Santuario de Nuestra Señora de San Luca, ubicado en una colina boscosa cuyas vistas no son sino un complemento ideal a lo que su interior nos ofrece.

Museos en Bolonia

Como suele ser típico en Italia, los museos de Bolonia rezuman una curiosa mezcla entre la información que dan y los objetos que muestran. Por ejemplo, el mismo Palacio de Accursio contiene una rica colección de pinturas y esculturas datadas en el siglo XIII.

También podemos acercarnos al magnífico Museo Arqueológico, cuya colección de objetos antiguos, desde egipcios a romanos, es prácticamente interminable.

Comer en Bolonia

Comer en Bolonia puede llegar a suponer una tarea complicada por la cantidad de restaurantes y locales apetecibles. Es difícil elegir cuando hay tanto y tan bueno, por lo que aquí vamos a recomendar uno de los más afamados y que no defraudará a nadie: el restaurante Teresina que, regentado de manera familiar, lleva años ofreciendo a sus comensales los mejores platos de la cocina italiana regados por unos excelentes vinos, como no podría ser de otra manera en el país transalpino (Via Oberdan, 4. 40126, Bolonia, Italia).