Hoteles en Bari

Distancia (en línea recta)
  • 12,6 km
desde 132,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 15,6 km
desde 190,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 13,0 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 15,9 km
desde 102,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 140,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,6 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,5 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 129,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,2 km
desde 106,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,7 km
desde 100,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,5 km
desde 89,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 109,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,2 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 13,0 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 13,1 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,4 km
desde 79,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,6 km
desde 119,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 150,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,5 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 16,6 km
desde 90,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,4 km
desde 110,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km

La ciudad portuaria de Bari ha sido a menudo subestimada por los turistas, que tradicionalmente se han dirigido hacia otras zonas del Sur de Italia u otras provincias de la misma región, como por ejemplo la ciudad barroca de Lecce. No obstante, las visitas turísticas en Bari han ido aumentando en los últimos años, gracias también a una mejora de la oferta hotelera y servicios a los turistas, y su importante patrimonio histórico está siendo conocido por una cantidad cada vez mayor de visitantes. Bari ofrece un ambiente autenticamente italiano, que se respira tanto en la Ciudad Vieja como en las playas cristalinas de los alrededores.

El encanto de la vieja Bari

El casco histórico de Bari es un laberinto de calles y callejuelas en las que, incluso hoy en día, se puede apreciar la importancia de la cultura y de las tradiciones populares de esta Antigua ciudad. Es más, esas tradiciones se pueden oler y saborear gracias a la gran cantidad de pequeños bares y tabernas que pueblan esta zona. Algunos de los edificios más importantes de la vieja Bari son, sin duda, las Iglesias, como la maravillosa Basílica de San Nicola, dedicada al santo patrono de la ciudad. Otro templo importante es la Catedral de San Sabino y, por supuesto, la antigua Fortaleza de origen normando Castello Svevo.

Una ciudad asomada al mar

Bari es una ciudad ubicada en las orillas del Mar Adriático, que hace que el clima sea muy templado, que se puedan disfrutar casi todo el año de días soleados y el encanto especial de las ciudades del Mediterráneo. Justo en frente de la costa, se encuentra la Pinacoteca Provincial, un museo que ofrece una colección excelente con piezas que se remontan hasta el siglo XI. Entre los artistas más importantes, encontramos a Luca Giordano y Giovanni Bellini. Otro de los museos en los que se puede apreciar la rica y antigua historia de Bari es el Museo Arqueológico, que conserva tesoros de valor inestimable imperdibles cuando se visita la ciudad.

Los sabores de la auténtica dieta mediterránea

Entrar en el restaurante La locanda di Federico significa dejarse envolver por los olores y los sabores de la cocina mediterránea. Este establecimiento ofrece una cocina tradicional que alcanza la perfección gracias a la frescura de los ingredientes y de la elección de materia prima local. Lo más aconsejable es sin duda la pasta, condimentada con verduras y pescado o marisco, y las pizzas crujientes cocinadas en horno de leña (Piazza Mercantile, 63, 70122 Bari, Italia).