Hoteles en Ávila

Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 62,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 62,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,5 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 106,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
desde 54,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 59,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,7 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 120,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,6 km
Distancia (en línea recta)
  • 17,4 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 22,9 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 23,4 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 25,5 km
desde 75,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 29,6 km
desde 50,00 €

Ávila, una ciudad monumento

Protegida por la Sierra de Gredos, la UNESCO declaró esta ciudad discreta y humilde Patrimonio de la Humanidad. Dentro de las murallas de la antigua capital de Castilla y León se comprenden los motivos de esta decisión: iglesias de valor arquitectónico incalculable, palacios renacentistas y edificios que atestiguan el pasado industrial de la ciudad son solo una pequeña muestra de la riqueza cultural y artística de esta localidad. Aquí nació la santa por excelencia de la tradición cristiana, Santa Teresa de Jesús, y su paso por la localidad ha marcado la vida religiosa de la localidad, con multitud de monumentos y edificios dedicados a la memoria de la santa. Pero sin duda el símbolo de la ciudad sigue siendo su muralla, una de las mejor conservadas de Europa. Su perímetro mide dos kilómetros y medio, y cuenta con aproximadamente cien torres, seis puertas de entrada y tres entradas secundarias. Una de las entradas más importantes es la de Los Leales, que conduce directamente a la catedral, construida entre los siglos XII y XIV. Su aspecto exterior recuerda más a una fortaleza que a un edificio religioso, y cuenta con elementos excepcionales como la tumba de El Tostado, hecha de alabastro.

Santa Teresa en el plato

La gastronomía de Ávila es una de las más reconocidas de España, y es que los inviernos fríos de esta región llaman a platos contundentes que permitan calentarse bajo las temperaturas más crudas. En cualquier restaurante de la ciudad se puede probar el excelente cordero y el filete de Ávila, acompañado de unas alubias de El Barco de Ávila, que presumen de Denominación de Origen. La impronta religiosa de la ciudad se refleja también en la mesa, con una excelente tradición repostera debido a la presencia de conventos así como a las famosas yemas de Santa Teresa, hechas a base de yema de huevo y azúcar. Después de una comida típica, merece la pena acercarse a conocer los secretos de esta provincia más allá de las murallas. La ciudad de Arévalo, excelente ejemplo de la huella mudéjar en esta zona, o Madrigal de las Altas Torres, lugar de nacimiento de Isabel la Católica, son lugares de especial interés.