Hoteles en Almuñécar

Distancia (en línea recta)
  • 2,5 km
desde 71,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,4 km
desde 40,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 35,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 4,2 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 42,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 47,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 34,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,6 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 70,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,6 km
desde 105,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
desde 55,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
desde 49,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 86,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,9 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 3,5 km
Distancia (en línea recta)
  • 1,3 km
desde 52,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,3 km
desde 73,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,7 km
desde 85,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,8 km
desde 72,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 3,8 km
desde 49,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,7 km
desde 43,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,7 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,8 km
desde 52,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 5,8 km
desde 55,00 €

Almuñécar, más allá de la Alhambra

La costa mediterránea de la provincia de Granada esconde algunos secretos que bien valdrían un pasaje dedicado en los “Cuentos de la Alhambra”. Uno de los más extendidos es Almuñécar, la antigua Sexi de los fenicios, que aúna una tradición arqueológica y monumental de gran valor con playas interminables y cocina mediterránea. Almuñécar es el escape perfecto después de hacer turismo en la atareada ciudad de la Alhambra, donde cada patio y cada callejón es casi una obra de arte. Tras haber recorrido de arriba abajo la Alhambra, el Generalife o el Albaicín, nada mejor que organizar un retiro en Almuñécar, donde los visitantes podrán relajarse bajo el sol, practicando deportes acuáticos o adentrándose en una gastronomía fresca y dominada por los productos del mar. Almuñécar ofrece a sus visitantes una gran variedad de playas que se extienden a lo largo de veinte kilómetros de costa.

Playas para todos los gustos

Las playas de Almuñécar aseguran una opción de baño adecuada para cada necesidad. La playa de Calabajío, por ejemplo, es ideal para niños por su poca profundidad en varios metros desde la costa. El naturismo también tiene cabida en arenales como Cantarrijan, mientras que la animación nocturna toma Puerta del Mar. Los aficionados a los deportes acuáticos como el submarinismo harán bien en visitar La Herradura, una de las playas más recomendables para bucear en la llamada “Costa Tropical”. Es fácil encontrar alojamiento en esta zona gracias a la multitud de “resorts” y complejos vacacionales creados con el aumento de la demanda turística en esta zona, aunque la vigencia del entorno ha sido primordial para conservar el paisaje y mantenerlo como atractivo principal de esta zona. Por otra parte, Almuñécar puede convertirse en el centro de operaciones ideal para hacer turismo por los alrededores y por toda la provincia de Granada. Su ubicación estratégica fue ya muy apreciada por fenicios y árabes. De estos últimos la localidad conserva su propio nombre y su centro histórico, con los muros y el castillo de San Miguel. Quienes busquen playas, buen clima e Historia, encontrarán la combinación perfecta en Almuñécar.