Hoteles en Almería

Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,9 km
desde 195,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,4 km
desde 145,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,5 km
desde 64,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
desde 74,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,5 km
desde 60,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 2,0 km
desde 80,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 86,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,1 km
desde 45,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
desde 125,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 0,2 km
desde 88,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 1,0 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,8 km
Distancia (en línea recta)
  • 13,2 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,4 km
Distancia (en línea recta)
  • 0,3 km
Distancia (en línea recta)
  • 6,2 km
desde 130,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 6,8 km
desde 99,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 7,2 km
desde 50,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 8,7 km
desde 162,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 9,2 km
desde 120,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,3 km
desde 156,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 12,3 km
desde 156,00 €
Distancia (en línea recta)
  • 19,7 km
desde 65,00 €

Almería y su balcón sobre el Cabo de Gata

Almería es una ciudad andaluza que da nombre también a su provincia, de donde es capital. Sus 200 kilómetros de costa sobre el mar Mediterráneo la han convertido en un destino de primer orden en la oferta de sol y playa nacional, y sus atractivos naturales contribuyen a consolidar la imagen de “paraíso bajo el sol” de la que puede disfrutar esta región. Los recursos naturales de Almería consisten en una peculiar combinación de mar y de desierto, donde curiosamente se albergan las regiones agricultoras más productoras de toda Europa. Los que lleguen a Almería en busca de paisajes espectaculares no se irán defraudados. Especialmente recomendable es la Reserva Natural de la Sierra María-Los Vélez, donde se puede visitar el castillo. Y por supuesto, no se puede dejar Almería sin visitar el famoso Cabo de Gata y el pueblo de Níjar, con su horizonte de playas doradas y acantilados.

Prehistoria, estudios de grabación y pimentón: atractivos singulares

No serán pocos los que recuerden que Almería se convirtió en el plató de grabación favorito de Hollywood para las películas del oeste. Su paisaje árido la consolidó como un destino de excepción para muchos “westerns” más o menos afortunados, algunos de ellos conocidos popularmente como “spaghetti western”. Paseando por la capital de la provincia, Almería, se está visitando el plató de más de 200 producciones americanas y europeas. Los menos dados a la épica cinematográfica pueden retomar la guía de lugares imperdibles y acercarse hasta las pinturas de los Vélez o al antiguo asentamiento fenicio de Villaricos, dos lugares muy recomendables para conocer más de cerca dos épocas distintas de nuestra historia y de las civilizaciones que la escribieron. Cuando nos sentamos a la mesa, Almería destaca especialmente por un producto muy particular: los pimientos y el pimentón, así que no hay que dejar de probarlo.