De tapas por Barcelona: mucho más que “pa amb tomàquet”


En lo que respecta a gastronomía, pocas ciudades son capaces de plantarle cara a Barcelona. La capital catalana es uno de las mejores ciudades del mundo para iniciarse en el mundo de las tapas, auténticas obras de gastronomía en miniatura que condensan en un bocado lo mejor de cada región.


Para sacar el máximo partido a las delicias gastronómicas catalanas, merece la pena seleccionar hoteles en Barcelona cercanos a los centros neurálgicos para salir y comer. La variedad es muy amplia: desde vinotecas hasta tiendas de chocolate, pasando por los bares más típicos, mercados e incluso champañerías. Cualquier rincón barcelonés es una buena excusa para deleitarse con un buen vino y una tapa tan simple como el típico pero imprescindible “pan con tomate”, o “pa amb tomàquet”.


De tapas en La Boquería
El obligado paseo por las Ramblas es la excusa perfecta para acercarse a La Boquería, el mercado más grande de Barcelona. En él, el visitante podrá degustar pequeñas tapas recién preparadas entre los puestos de carne, pescado, fruta y vegetales. Es frecuente que se trate de modestas degustaciones de frutos típicos y dulces.

Petritxol
En la calle Petritxol se puede visitar uno de los bares más típicos de Barcelona, Granja Viader. Este establecimiento fundado en 1870 es el lugar perfecto para degustar alguna tapa de acompañamiento con la consumición de vino o cerveza. Además, en algunos locales es frecuente obsequiar al cliente con una tapa con cualquier consumición, por lo que es posible llevarse una pequeña degustación por el precio de la bebida.

 

 

Plaza de Sant Jaume
La plaza de Sant Jaume alberga el Ayuntamiento de Barcelona. Dentro del Barrio Gótico, sus alrededores transportan al viajero a otra época, con multitud de pequeños bares y cafeterías. El Café Jaume I o el Mesón del Café ofrecen algunas de las mejores preparaciones de esta bebida en Barcelona. El Barrio Gótico de Barcelona ofrece, además de un interesante paseo, un recorrido por pequeños bares sin pretensiones que esconden auténticos tesoros gastronómicos sin tener que rascarse el bolsillo.

Mercado de Santa Catarina
El Mercado de Santa Catarina se ha definido a menudo como el más bonito de Barcelona. Aquí se puede encontrar casi cualquier variedad de queso, además de múltiples marcas de aceite de oliva y vino. El Mercado de Santa Caterina es el lugar ideal para comprar todo tipo de productos típicos de la mayor calidad.

La Ribera
La zona del Borne y la Ribera barcelonesa están repletas de bares de tapas y vinotecas que permiten al viajero disfrutar de todo tipo de preparaciones, desde las más innovadoras hasta las tapas clásicas. Los locales especializados únicamente en cerveza o en champán ofrecen una experiencia diferente a todos los que estén dispuestos a profundizar en este mundo sin dejar de lado la buena mesa.

Tags: , , , , , , , , , , ,